Fruscella

Anthony “Tony” Fruscella nació un 4 de Febrero de 1927 en Orangeburg, Nueva Jersey, y no parece que tuviera una infancia muy feliz, dado que se crió en un deprimente orfanato de monjas, del que se largó a los quince años. Lo que sí se sabe es que aprendió a tocar la trompeta de manera autodidacta. Quien lo busque en Google poco más encontrará, aparte de su consabida adicción a los barbitúricos y el alcohol. Trató de buscarse la vida tocando en bares de mala muerte – era un habitual del Open Door de New York, un tugurio para músicos pobres donde solían reunirse e improvisar – y hasta en clubs de striptease. Se casó con la cantante y actriz Morgana King – que hizo de Carmela Corleone en El Padrino I y El Padrino II – con la que tuvo una hija. Según contaba esta, algunos fines de semana se reunían, en plan picnic, con Charlie Parker y su familia. A pesar de ser hoy en día – y también entonces –  prácticamente un desconocido, era uno de los músicos preferidos de Jack Kerouac’s que lo cita en “New York Scenes”, de su libro de cuentos “Lonesome Traveler” –   (“What about that guy Tony Fruscella who sits crosslegged on the rug and plays Bach on his trumpet, by ear, and later on at night there he is blowing with the guys at a session, modern jazz…”) – y hay quien lo compara, tanto por su malditismo como por su estilo, con Chet Baker. Estilísticamente encuadrado en el cool más intimista y lírico, llegó a colaborar con gente de la talla de Miles Davis, Lester Young o Gerry Mulligan grabando en 1955 un único disco, magnífico, bajo su nombre. O eso se creía hasta hace poco, ya que en septiembre de 2011 Fresh Sound encontró la joya de una sesión grabada por Fruscella para Atlantic el 22 de Marzo de 1954 que no solo no salió nunca a la luz sino que ni siquiera constó en el fondo discográfico del sello. En dicha sesión participaron Fruscella y otro excelente y desconocido músico y granuja, el lesteriano saxo tenor Brew Moore, así como Bill Triglia – que colaboraría con el gran Charles Mingus – al piano, Teddy Kotick en el contrabajo y Bill Heine a la batería. Fresh Sound completa el álbum con un par de piezas que el trompetista grabo con Stan Getz, cuando estaba en su quinteto, en 1955. A partir de esta fecha, con solo 28 años, desapareció de la escena jazzística, dedicándose a beber y andar tirado por ahí, no apareciendo de nuevo hasta el 14 de Agosto de 1969, en Nueva York, pero ya como un fiambre a causa de la cirrosis.
Anuncios

2 pensamientos en “Fruscella

  1. Pingback: Votar a los 16 « Demasiadas palabras

Di algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s